China Estados Unidos

El reto de los Estados Unidos ante una China cada vez más autoritaria

El think tank (instituto de investigación) estadounidense Atlantic Council, con sede en Washington, acaba de hacer público un documento que trata sobre “los elementos fundamentales de una nueva estrategia que Estados Unidos necesita adoptar con urgencia sobre China”. El documento declara que “el reto más importante que tiene Estados Unidos en el siglo XXI es el ascenso de una China cada vez más autoritaria bajo la dirección del Presidente y Secretario General Xi Jinping”. Está escrito por un autor “anónimo” (la palabra Anonymous figura en la portada). El lector sólo sabe de él que es “un veterano funcionario gubernamental estadounidense, con un profundo conocimiento y una gran experiencia sobre China”.

El documento está escrito por un autor “anónimo” (la palabra   Anonymous figura en la portada)

El documento se titula The Longer Telegram: Toward a New American China Strategy. Anonymous  quiere dejar claro desde un principio que su trabajo se inspira en el histórico “largo telegrama” (tenía una extensión de cinco mil palabras) enviado el mes de febrero de 1946 por el encargado de negocios de la Embajada estadounidense en Moscú, George F. Kennan, en Washington. Aquel telegrama dio origen a la política de contención ( containment ) estadounidense de la Unión Soviética, que presidió la guerra fría y que terminó con un éxito total: la caída del Muro de Berlín en 1989 y la desaparición de la URSS en 1991.

Una síntesis de su contenido sería publicada por el mismo Kennan, bajo el seudónimo de Mr. X, en la revista Foreign Affairs en 1947.

Mr. X y su “telegrama” constituyen un hito muy importante en la historia de las relaciones internacionales contemporáneas, que situó al autor entre los principales representantes estadounidenses de la escuela denominada “realismo político”. Las tesis de Kennan se basaban en un análisis cuidadoso y en profundidad del modelo económico y político soviético, sobre todo de sus debilidades estructurales. Kennan lo consideraba insostenible. La política propuesta de containment  presuponía el inevitable colapso del modelo político y económico soviético, por lo tanto era cuestión de aguantar (Contain) y esperar a que se produjera. Mr. Anonymous pretende ser un nuevo Mr. X, pero es bien consciente de que la China actual es muy diferente de la antigua URSS, ya que su sistema de capitalismo de estado es sostenible y no se prevé su colapso. Al contrario, su economía va “viento en popa”. China está aquí para quedarse. No se trata, por tanto, de ir hacia una nueva guerra fría estilo soviético.

En su texto, Mr. Anonymous  argumenta que el reto de China tiene un carácter estructural. Su desafío ha ido emergiendo a lo largo de las últimas décadas, y se ha acentuado y acelerado en gran medida con la llegada al poder de Xi Jinping en 2013.  Considera que Xi ha devuelto China a un marxismo-leninismo clásico, estimulando un culto a la personalidad casi-Maoísta y persiguiendo una eliminación sistemática de sus principales oponentes. Las reformas de la economía de mercado se han estancado y el sector económico privado se encuentra bajo las órdenes directas del Partido Comunista. Se considera que Xi es un nacionalista sin complejos y que su tratamiento de las minorías étnicas bordea el genocidio. Mr. Anonymous piensa que la China de Xi se parece cada vez más a una nueva forma de estado policial totalitario. Xi habría abandonado la política de evitar riesgos. Contrariamente a la política de sus predecesores – Deng Xiaoping, Jiang Zemin y Hu Jintao – ahora China ya no es un poder de statu quo , sino que se ha convertido en “un poder revisionista”.

Mr. Anonymous piensa que la China de Xi se parece cada vez más a una nueva forma de estado policial totalitario

Para los Estados Unidos y sus aliados, como para el orden liberal internacional liderado por los Estados Unidos, todo ello representa un cambio fundamental, que no se puede ignorar.  Xi no es sólo un problema para la primacía de los Estados Unidos, sino que representa un problema serio para todo el mundo democrático. Ante esta situación -siempre según el documento- es imperdonable que Estados Unidos no haya adoptado todavía una estrategia de contención similar a la propuesta por Kennan en 1946, aunque adaptada a la China actual. ” A China se le debe contener y reconducir”.  

La misión propuesta para la nueva estrategia estadounidense consiste en ver a China volver a su camino previo a 2013, es decir, al statu quo estratégico pre-Xi. Para ello, se necesita una actuación a largo plazo.  El objetivo político fundamental debe ser llevar a las élites políticas chinas al convencimiento de que lo que es mejor para su país es continuar operando dentro del sistema internacional liderado por los Estados Unidos, más que intentar construir uno nuevo que compita a escala global con el primero. “China es capaz de convertirse en un tipo de poder global diferente del que busca Xi-Jinping”.

La operatividad de la estrategia comprende diferentes ámbitos de actuación, entre los que destacan:

  • Reconstrucción del poder económico, militar, tecnológico y capital humano de los Estados Unidos para afrontar con mejores garantías el reto chino.
  • Establecimiento de “líneas rojas” que China no pueda traspasar.
  • Fijación de una lista “de intereses capitales” norteamericanos de seguridad.
  • Implementación de estrategias competitivas en economía, tecnología y comercio.
  • Definición de áreas de cooperación estratégica con China.
  • Planteamiento de una batalla ideológica en defensa de la libertad y la democrática, y en contra del autoritarismo y el totalitarismo.
  • Compartir esta estrategia con los principales aliados asiáticos y europeos de Estados Unidos, en defensa común del mantenimiento de un orden liberal internacional liderado por los Estados Unidos.

El documento concluye con estas palabras: “¿Cómo debe ser medido el éxito de esta nueva estrategia estadounidense sobre China? Se podrá decir que habrá sido un éxito si, hacia la mitad del siglo actual (2050), los Estados Unidos y sus principales aliados siguen dominando el equilibrio de poder regional y global; si China ha dejado de amenazar Taiwán; si el sistema liberal internacional basado en reglas ha sido consolidado, fortalecido y expandido; si Xi ha sido relevado por un liderazgo político más moderado; y si el pueblo chino se rebela contra la propuesta del Partido Comunista de que la antigua civilización china está forzosamente y para siempre destinada a tener un futuro autoritario”.

La propuesta de Mr. Anonymous ya ha sido criticada por muchos analistas desde diferentes puntos de vista con argumentos como los siguientes:

Excesiva agresividad. Análisis imperfecta de la realidad china actual. No reflexiona sobre las debilidades actuales de los Estados Unidos y sobre su declive relativo. No nombra específicamente la UE entre los aliados de Estados Unidos en relación con China, ni le otorga un papel destacado como aliado. Carga mucho y de manera obsesiva contra Xi Jinping, sin reconocer que la reemergencia china comenzó en 1978, con Den Xiao Ping, y de eso hace más de cuatro décadas. No plantea otro futuro posible sino un mundo dominado por los Estados Unidos. Amenaza China y le da la gracia de tres décadas (hasta 2050) para reorientar su desarrollo. En términos de relaciones internacionales, el planteamiento se puede calificar de “realista” y, por tanto, poco grato a los ojos de los “liberales”. Estos últimos son partidarios de una política de compromiso con China (engagement) y no de contención a la antigua (contaiment), y menos aún de enfrentamiento (confrontation). Se debería buscar la colaboración, respetar la competición y evitar el conflicto.

👉 ¡Únete a nuestro grupo de Facebook de Diálogos en Cataluña!

Comentamos entre todos las noticias de Cataluña para estar informados.
¡Podréis consultar todas las claves del día!

El documento aparece al mismo tiempo que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en sus primeros meses de mandato, está replanteando muchas políticas, entre las que destacan la económica y la exterior.

El giro de la política económica respecto a la anterior de Trump ha sido bautizada como  Bidenomics , y ya se la compara con el famoso New Deal del Presidente Roosevelt para hacer frente a la Gran Depresión de 1929. La Bidenomics combina un gran aumento del gasto público con aportaciones nuevas avanzadas que superan el consenso liberal de los últimas años. Con Biden está emergiendo una nueva mentalidad económica en Washington. Se han aprobado planes de estímulo anticovid por más de cinco billones de dólares y un programa de inversiones en infraestructuras por más de cuatro billones. El ritmo de vacunación anticovid es frenético. Se quiere recuperar el papel del Estado en la economía. Se aspira a un nuevo contrato social y a demostrar que el Estado democrático puede combatir las desigualdades y puede ser justo y generoso, así como demostrar que la democracia puede resolver los grandes problemas tan bien o mejor que las autocracias. Se defiende la tesis de que también se puede prosperar mucho en democracia y libertad, y que, además, humanamente es la mejor manera de hacerlo.

En materia de política exterior, Biden ha evidenciado su fijación con China. Tres actuaciones, entre otras, lo confirman: no ha variado el mercado comercial y tecnológico al que Trump sometió China; ha reunido el grupo denominado Quad (Quadrilateral Security Dialog , formado por Estados Unidos, India, Japón y Australia) con una clara declaración de intenciones de control sobre China; el primer mandatario extranjero recibido en la Casa Blanca ha sido el primer ministro de Japón, Yoshide Suga, y la visita ha terminado con un pronunciamiento conjunto sobre Taiwán. China ya ha reaccionado declarando que no tolerará “un frente común contra ella”.

Está por ver el impacto que el documento elaborado por Mr. Anonymous pueda tener sobre el proceso de elaboración de la nueva estrategia que Estados Unidos necesita para afrontar el reto que le supone una China avanzando hacia el liderazgo mundial, pero de lo que no se puede dudar es de su oportunidad.

En China las reformas de la economía de mercado se han estancado y el sector económico privado se encuentra bajo las órdenes directas del Partido Comunista Clic para tuitear

Creus que els resultats de les eleccions a la Comunitat de Madrid tindran conseqüències electorals a tot Espanya?

Cargando ... Cargando ...
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú