atur

Sánchez saca pecho a pesar del mal comportamiento del empleo. ¿Cómo es posible?

No sólo Sánchez, sino también la ministra de Trabajo, Yolanda Ríos, ha querido presentar los resultados de la EPA del primer trimestre como un signo de recuperación, a pesar de que evidentemente no es esa la conclusión que revelan las cifras. Constatemos esto:

En términos interanuales, la tasa de paro en Cataluña se sitúa en el 12,9% y la de España en el 15,98%, cuando hace un año eran respectivamente del 10,66% y del 14,41%. En cifras redondas, pues, España se sitúa en el 16% de paro y Cataluña en casi el 13%. Para situar una equiparación ahora estamos como a mediados de 2018 y hemos perdido casi tres años de recuperación del empleo.

También, a pesar de las apariencias del comportamiento intertrimestral de Cataluña, en términos anuales la distancia que separa la tasa de paro catalana de la española se reduce, de manera que ahora está situada en poco más de 3 puntos porcentuales, cuando en 2020 era 3,8 y en 2019 de 3,9. Este hecho se debe sobre todo a dos factores: por un lado el buen comportamiento de Madrid, que destaca en el contexto español, sobre todo en términos intertrimestrales, pero también aguanta bastante bien cuando la comparación se hace en relación al año. Por el otro, es que, precisamente en este último cómputo, el del año, las comunidades con más peso agrícola y menos turismo ayudan a soportar mejor la crisis.

De acuerdo con las cifras del análisis de la CEOE, el paro real, la gente que quiere trabajar y no puede hacerlo, es muy superior, y la sitúa en el 22%, a consecuencia de las 400.000 personas que están en ERTE y que no se contabilizan como parados, y a aquellas otras que no aparecen en la EPA porque han salido del mercado del trabajo por razones diversas, y una no menor es la secuela la Covid-19 y otras enfermedades que les imposibilita de momento a trabajar. Todo ello hace que en España en estos momentos haya sólo 19’2 millones de personas trabajando, una cifra que nos retrotrae al último trimestre de 2017, mientras que hay 3’6 millones de personas en paro.

En términos intertrimestrales, sólo han registrado un buen comportamiento Madrid, con 40.000 nuevos puestos de trabajo y Cataluña con 33.000. Y también, con una cifra menor, Cantabria. En términos porcentuales esto significa un incremento de la ocupación de 1,32% en Madrid, del 1% en Cataluña y del 0,49% en Cantabria.

Pero si de la comparación del trimestre pasamos a la tasa de variación anual, la imagen cambia, porque sólo dos autonomías tienen un comportamiento positivo: Castilla La Mancha, con el 1,65% de aumento del empleo, y Murcia con 1,34%. Estas dos comunidades se caracterizan precisamente por el elevado peso del sector agrario en su PIB y la escasa incidencia turística, un hecho similar al que le pasa a Extremadura que, si bien pierde empleo, lo hace de una manera muy moderada, con el 0,75% negativo. Hay dos comunidades más que también tienen un comportamiento de este último signo. Una es Cantabria, que sale bastante bien parada de la situación con un -0,27%, y la otra, que es muy sorprendente por el extraordinario peso del turismo, son las Islas Baleares con un decrecimiento del empleo interanual de sólo el -0,20%. En el otro extremo está Canarias que practica de manera intensa el monocultivo turístico y ha tenido una astronómica reducción del empleo del –13,99% encabezando este ranking tan poco favorable. Le sigue Valencia, pero a mucha distancia, un -3,8%, el País Vasco, y hay que prestar atención a este hecho, con un -3,08%, Castilla y León, -2,96%, Aragón, -2,69% y en sexta posición Cataluña con un -2,24% y a mucha distancia de Madrid,que sólo pierde un -1,24%. Este diferencial con Madrid, al igual que se produce en términos absolutos con el empleo, no se explica del todo por el relativo mayor peso del turismo en Cataluña, sino por las diferentes políticas de restricción que se han seguido en un caso y en otro.

El resultado económico y político de este contraste entre Cataluña y Madrid hará que, en 2021 el sorpasso de la comunidad de la capital de España en relación con Cataluña, se vea acentuado porque continuará la divergencia causada por el diferencial de crecimiento superior en el caso de Madrid. De esta manera la capital ocupará el primer lugar en los dos rankings, el de su peso económico en términos absolutos, y el de su renta por persona. Seguramente Cataluña lo podría haber hecho mejor en materia de política y economía en tiempos de Covid-19.

En 2021 el sorpasso de la comunidad de la capital de España en relación con Cataluña, se verá acentuado Clic para tuitear

👉 ¡Únete a nuestro grupo de Facebook de Diálogos en Cataluña!

Comentamos entre todos las noticias de Cataluña para estar informados.
¡Podréis consultar todas las claves del día!

Creus que els partits polítics han de practicar cordons sanitaris contra altres partits amb representació parlamentària?

Cargando ... Cargando ...
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú