residència gent gran

El nuevo escándalo con las residencia de ancianos: el caso de Terrassa

Si en una anterior información Converses explicaba como la causa más probable de las muertes en la residencia de Tremp era el traslado de enfermos de otras residencias, en el marco del plan que está llevando a cabo el departamento de Salud, ahora el caso se repite , si bien con hechos más recientes, en la residencia de Terrassa Mossèn Homs, también considerada, como la de Tremp, una residencia modélica.

En este caso, el 23 de octubre la Generalitat trasladó a 5 personas del centro de mayores Nort Egara de Castellà del Vallès a Terrassa porque se había producido un brote de la Covid-19 en ese centro. Todos los que se trasladaron, según la Generalitat, habían dado negativo en los test, pero tres días después, el 26 de octubre, dos de estas personas mostraron síntomas. De hecho, ya los sufrían a las 24 horas de ser ingresados.

¿Eran falsos negativos, hacía demasiados días que se había hecho la prueba, el informe de la Generalitat era deficiente? Todas estas son cuestiones que habrá que aclarar, pero el hecho es que estas dos personas fueron trasladadas al hospital. También se produjo otro caso pero de una persona residente, si bien no existía confirmación aún de la PCR. Al día siguiente ingresaron en el hospital las otras 3 personas trasladadas porque también entonces eran positivas. En otros términos: todas las personas traídas de la residencia de Castellà del  Vallès a la de Terrassa dieron positivo a los pocos días .

El 29 de octubre se confirmó un caso positivo en la misma residencia de Mn. Homs. Era el primero que no procedía de ningún traslado. Después hay un baile de informaciones de enfermos que vuelven del hospital a la residencia, de falsos positivos y también de falsos negativos en relación con un falso positivo. Un baile de datos que dibuja un panorama bien confuso. El resultado es, sin embargo, que de pronto, el 11 de noviembre se comunica la muerte de 4 internos durante el fin de semana, es decir que habían muerto entre los días 7 y 8, prácticamente dos semanas después de los traslados de Castellà del Vallès.

La Generalitat ha informado de manera confusa sobre todo este asunto, que se caracteriza por la falta de transparencia como sucedió en el caso de Tremp. En todo caso, la dinámica es la misma: traslados ordenados por el departamento de Salud, detección de algunos casos positivos, idas y vueltas del hospital y aparente confusión entre los falsos positivos y los falsos negativos. Y al final una explosión repentina de muertos en pocos días. Es evidente que son demasiadas coincidencias como para no temer que la responsabilidad en este caso está en los traslados producidos por la Generalidad.

No es de extrañar, por tanto, que el pasado sábado hubiera una manifestación en la Plaza Sant Jaume de la Coordinadora de Residencias 5 + 1 que pedían la suspensión de estos traslados y criticaban a la Generalitat porque «está jugando con la vida de la gente «.

Más información sobre el coronavirus en ESPECIAL coronavirus

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú