30 de enero. La Organización Mundial de la Salud declara la emergencia por coronavirus.

7 de febrero. Antoni Trilla, experto y posteriormente asesor del Gobierno español, considera que no existe ningún riesgo.

10 de febrero. La consejera de Salud, Alba Vergés afirma que están tomadas todas las medidas y que posee toda la capacidad para detectar y tratar cualquier caso que se pueda plantear.

14 de febrero. Alba Vergés afirma que no existe ningún motivo para estar alarmados.

15 de febrero. El experto Oriol Mitjà alerta sobre la necesidad de poner en marcha un sistema de salud para prever la situación que va a producirse, incrementar la asistencia médica y las reservas en plazas de UCI y la disponibilidad de respiradores. Sus indicaciones no son atendidas.

24 de febrero. Joan Guix, principal responsable de la materia en el Departamento de Salud: “Nosotros podemos identificar 2, 3 o 4 casos. Pero es la gripe nuestro principal problema en estos momentos”.

25 de febrero. Alba Vergés: “En ningún caso nos encontramos en una situación como la que pueda darse en Italia”. (Hoy ya la superamos en muertos por millón de habitantes). Respondiendo a una entrevista. Pregunta: “¿Es necesario hacer algún seguimiento especial de la comunidad italiana?”. Respuesta de la consejera: “No, de ninguna manera”.

Sobre las mascarillas protectoras, la consejera responde: “Ni son requeridas ni son recomendables. No aportan nada de seguridad”.

Refiriéndose a la situación en Cataluña: “Tenemos casos importados, pero no existe transmisión local. Estamos absolutamente preparados para detener rápidamente cualquier caso y tratarlo también con rapidez”.

👉 ¡Únete a nuestro grupo de Facebook de Diálogos en Cataluña!

Comentamos entre todos las noticias de Cataluña para estar informados.
¡Podréis consultar todas las claves del día!

6 de marzo. Chakir el Homrani, consejero de Trabajo y Bienestar, máximo responsable de las residencias para gente mayor: “Sobre las residencias se puede estar perfectamente tranquilos, no hay que generar alarma, llevamos semanas trabajando con el Departamento de Salud. Hoy cerramos protocolo con ellos. Lo único que deben hacer las personas es seguir los consejos del Departamento de Salud y si se da un caso, lo aislaremos. Hay que trabajar con tranquilidad”. Efectivamente han trabajado con muchísima tranquilidad: más de 700 muertos en residencias.

9 de marzo. Joan Guix, máximo responsable médico del Departamento de Salud, a la pregunta de un periodista sobre si es necesario cerrar escuelas y guarderías como se ha hecho en el País Vasco, responde: “No, de ninguna manera. Lo que nos sigue preocupando más es la gripe”.

10 de marzo. Alba Vergés, a la pregunta formulada por una periodista sobre si no se debe celebrar el Salón de la Enseñanza contesta: “No hay ninguna razón objetiva para cerrarlo”. La periodista insiste: “Pero se ha suspendido Alimentaria que es una gran feria en Barcelona”. Respuesta: “Es un contexto muy diferente”. La periodista no le pregunta qué quiere decir con la palabra contexto. Nos quedamos con las ganas de saberlo. El Salón claro está, se suspendió. En todo caso en la misma respuesta, Alba Vergés, deja claro que actos con 200, 1.000 personas, pueden realizarse, y que no existe ninguna instrucción especial referida a ellos. (El 3 de marzo, la autoridad europea para el control de enfermedades infecciosas había alertado a los gobiernos de que no se realizaran encuentros masivos).

12 de marzo. Alba Vergés: “No estamos en una zona de riesgo”.

Resultado de tan elocuentes y sabias precisiones: somos una de las regiones del mundo con más muertos por millón de habitantes, los muertos en las residencias superan los 700 y suponen una cuarta parte de la mortalidad total. El engaño lo vienen sufriendo sobre todo los mayores de 70 años. Las residencias para esta población se han convertido en un foco de contagio y mortalidad.

Las UCI están tan colapsadas que se practica el triaje de quién puede acceder y quién no a los cuidados más definitivos, y especialmente la ventilación pulmonar asistida. Las instrucciones del SEM son las de negar el uso de esta última instancia a los mayores de 75 años, aunque no presenten patologías significativas y gocen de una buena capacidad física, previa a la infección.

Más información sobre el coronavirus en ESPECIAL CORONAVIRUS

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú