Un problema de responsabilidad (Domingo Martínez)

A lo largo de estos dos meses de confinamiento en casa, excepto para aquellos considerados profesionales de actividades esenciales, se ha demostrado que la gente se ha comportado cívicamente y con ganas de colaborar para evitar males mayores.

Pero se ha echado de menos un verdadero gabinete de crisis -con profesionales de primera línea- desde el primer momento. Gabinete de crisis diferente del gobierno, que no tiene que saber de todo, especialmente de la enorme y compleja cuestión que se nos venía encima.

El gobierno y sus ministros no saben nada de pandemias y de sus consecuencias, y no tomarlas en serio o tomar decisiones equivocadas ha llevado a resultados gravísimos. El gobierno y sus ministros podrían haber tenido un papel moderador considerando los datos que les llegaban de Europa y de otros países, y por tanto haber colaborado con este gabinete de crisis que nunca se formó. Todo esto me resultó extraño.

Este supuesto gabinete aun podría formarse . Debería estar formado por especialistas en medicina preventiva, microbiólogos y virólogos, grandes profesionales de la logística y movimiento de mercancías, empresas farmacéuticas, y las correspondientes federaciones de alimentación y bebidas, economistas de gran trayectoria, etc., independientemente de su filiación política. Todos ellos saben comprar y vender, saben mover productos y no se les engaña fácilmente, lo que ha pasado con el gobierno y sus asesores a lo largo de estos meses. Ellos se habrían enfrentado a esta pandemia de una manera muy diferente y habrían hecho caso, quizás más pronto, a las recomendaciones de la sanidad europea y de la OMS. Si no se ha formado, ha sido -probablemente- porque al gobierno actual no le interesaba por otros motivos.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.