Macron nou mandat

Macron comienza un nuevo mandato más cuestionado que nunca

Pedro Sánchez no es el único dirigente europeo con dificultades tras unas elecciones. Más grandes todavía son los retos a los que deberá enfrentarse el presidente francés Emmanuel Macron.

Ciertamente, Macron fue reelegido presidente, pero lo hizo con el segundo menor porcentaje de voto desde la fundación de la Quinta República, hace más de 60 años. Y eso, pese a enfrentarse a una rival tan mediocre y marginada por los medios como Marine Le Pen.

Como Converses ya ha analizado, con las elecciones legislativas que culminaron el pasado domingo, las perspectivas aún se han ennegrecido más para el presidente francés. Su alianza electoral llamada “Juntos!” quedó lejos de la mayoría absoluta que gozó durante el primer mandato.

Los diputados de Macron están presos en una tenaza entre la extrema izquierda de La Francia Insumisa y los diputados soberanistas del Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen

En segundo lugar, la idea de los macronistas de presentar a Jean-Luc Mélenchon como su principal adversario “legítimo” tampoco ha funcionado. Ahora, los diputados de Macron están presos en una tenaza entre la extrema izquierda de La Francia Insumisa y los diputados soberanistas del Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen.

Le Pen ha obtenido, de hecho, una sonada e histórica victoria en las urnas, ya que sus 89 diputados sobrepasan los 84 de La Francia Insumisa, que recordamos es el partido de Mélenchon.

En efecto, los 131 diputados de la alianza NUPES liderada por el propio Mélenchon no se pueden considerar, ni mucho menos, como un bloque: sus aliados socialistas y ecologistas ya han dejado claro que no formarán un grupo parlamentario único con la extrema izquierda.

La NUPES ha resultado ser un instrumento propagandístico de carácter táctico, de una importancia inflada por los medios de comunicación y por los propios mensajes que llegaban desde el Palacio del Elíseo.

En cualquier caso, la estrategia de oponer el centro a los extremos, que es la marca de la casa del movimiento político de Emmanuel Macron desde el 2017, acaba de demostrar sus límites de una forma brutal que nadie esperaba.

Francia no está dividida en dos bloques, sino en tres

Se demuestra así un hecho que Converses ya ha descrito en varias ocasiones: Francia no está dividida en dos bloques, sino en tres : los partidarios del status quo en el centro, los progresistas radicales a la izquierda y los soberanistas conservadores a la derecha.

Con las legislativas de este año, la Asamblea Nacional francesa ha quedado por primera vez claramente dividida en estos tres grupos, que además se reivindican (y de hecho, efectivamente parecen ser) mutuamente incompatibles.

Macron acaba de darse cuenta de repente que no podrá gobernar solo, y que no encontrará socios fiables ni en la derecha ni en la izquierda.

Incluso la derecha tradicional, Els Republicans, que han obtenido 64 diputados gracias a su buena implantación territorial pese a recoger únicamente un 7% de los votos, ha declarado no querer hablar de un posible pacto de gobierno con Macron.

La política francesa se ha convertido en un todos contra Macron, pero todos separados.

Ante esta perspectiva, lo más probable es que Macron dé marcha atrás: después de intentar captar a los votantes de centro-izquierda se volverá a mover hacia la derecha, sabedor de que la Francia de hoy es, sociológicamente hablando, un país de derechas.

El problema es que esta vez la jugada ya es conocida (en 2017, Macron llegó al poder primero desintegrando al Partido Socialista a su izquierda, y después imponiéndose entre los electores de centro-derecha) y las fuerzas políticas de la oposición están en guardia.

Por ahora, Macron parece paralizado, y ha anulado sine die el lanzamiento de su nuevo proyecto, pomposamente llamado “ Consejo Nacional de la Refundación ”. Sobre qué se busca refundar exactamente, y sobre todo por qué ahora y no cinco años antes cuando el entonces flamante nuevo presidente acababa de aterrizar en el Elíseo, nadie sabe mucho.

Macron acaba de darse cuenta de repente que no podrá gobernar solo, y que no encontrará socios fiables ni a la derecha ni a la izquierda Clic para tuitear

Has utilitzat algun dia de l'onada de calor algun dels refugis climàtics del govern municipal d'Ada Colau?

Mira els resultats

Cargando ... Cargando ...
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú