Elecciones en Francia. Interpretar bien los resultados. Puntos clave

Primera evidencia, la gente no ha ido a votar: 54% de abstención. La representatividad alcanzada por los electos debe dividirse por la mitad. Esto sólo significa una crisis política.

Segunda evidencia y muy temida. Macron ha quedado lejos de la mayoría en el congreso al obtener solo 245 escaños, lejos de los 289 necesarios. Cabe recordar que en las anteriores elecciones obtuvo 359 diputados. Por tanto, ha perdido más de un centenar.

La Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES) ha tenido un resultado que no por esperado es menos excelente, 131 escaños y un 31,6% de los votos, solo a 7 puntos de distancia de los macronistas. Hasta aquí la buena noticia para Mélenchon, porque a partir de ahí comienzan las malas. La primera es que esta alianza ya desaparece del mapa y dará lugar a cuatro grupos parlamentarios con puntos de vista contrapuestos en cuestiones importantes en relación a la OTAN y la UE, entre otros. Los melenchonistas, los socialistas, los comunistas y los ecologistas configurarán cada uno por cuenta propia un grupo. Y, por tanto, el NUPES no es ni mucho menos una coalición de legislatura, sino solo ha sido un instrumento electoralPor otra parte, cabe recordar que en el mapa electoral previo a la presencia del macronismo, y nos remontamos al 2012, Hollande solo superó por poco el 30% de los votos, una cifra similar a la de la coalición de la izquierda ahora, y ese último llegó al 48%. Por tanto, la idea de que Francia ha girado a la izquierda es un reflejo. Su voto no llega ni a la tercera parte de un electorado que, como hemos visto, está marcado por la abstención.

Seguramente la gran sorpresa fue la del reagrupamiento nacional de Le Pen que pasó de 8 escaños a 89 y al 17,3% de los votos. Esto significa que el cinturón republicano, para que en la segunda vuelta se decantaran por el candidato mejor situado para frenar a los lepenistas, ya no ha funcionado como antes. No sólo dispondrá de grupo parlamentario propio, sino que será la tercera fuerza electoral de la Cámara. Y como grupo parlamentario puede que después del fraccionamiento del NUPES se sitúe en segundo lugar. La derecha clásica, los teóricos descendientes del gaullismo, no han superado su mal resultado de la campaña presidencial, pese a ser un partido que dispone de una buena red territorial. A diferencia de los socialistas, perdidos dentro de la NUPES, salvaron los muebles con 61 escaños y el 7% de los votos.

Francia ha entrado en la inestabilidad de forma clara y destacada y si este hecho se une a la situación de Italia y de Alemania, más la española, parece claro que la política interior europea entra en zona de turbulencias catalizadas por la inflación, el menor crecimiento económico y, de una forma especial, los costes de su posición en la guerra de Ucrania.

Es presentarà Sandro Rosell a les pròximes eleccions municipals a l'Ajuntament de Barcelona?

Mira els resultats

Cargando ... Cargando ...
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.