low-cost

El fin de los vuelos low-cost ya está aquí

«El avión se ha convertido en demasiado barato por lo que es». Esta afirmación lapidaria no la hace ningún activista contra el cambio climático, sino el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary. El astuto y polémico dirigente irlandés ha añadido que «la industria de las compañías aéreas a bajo coste no es sostenible con unos precios tan bajos».

Cuando quien podría considerarse como el inventor de los vuelos low-cost en Europa prácticamente sentencia a muerte al sector, hay que considerar lo que dice atentamente.

Los precios de los billetes de avión deberían aumentar entre un 25 y un 50% en los próximos años

Según recoge Financial Times, los precios de los billetes de avión aumentarán entre un 25 y un 50% en los próximos años. En el caso de Ryanair, O’Leary apunta que el precio medio de un billete pasará de 40 a 60€ en 2025. Hay que notar pues que el incremento de las tarifas no se debe únicamente a la actual coyuntura actual con una fuerte inflación, sino que se inscribe en una tendencia a largo plazo.

Efectivamente, los elevados precios de los carburantes este verano no son la única causa del alza de las tarifas del transporte aéreo. A estos se les añade un marco regulador de las emisiones de gases contaminantes cada vez más estricto, y que obligará a las compañías a utilizar un porcentaje creciente de combustibles sintéticosTambién se prevé que se incrementen los impuestos vinculados al medio ambiente.

Paradójicamente, y como si se tratara del preludio al final del low-cost, consistente en vender la mayor cantidad posible de billetes a precios muy ajustados, este verano Europa está viviendo un auténtico caos aeroportuario.

El aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, el segundo más grande de Europa en volumen de pasajeros, opera en medio de un caos permanente desde hace dos meses, con colas cotidianas de varias horas para pasar los controles de seguridad. Se supone que la razón es la falta de personal en dichos puntos de control.

La confusión generada ha sido tal que a principios de julio la principal compañía aérea holandesa, KLM, ha anunciado cancelar otra tanda de vuelos y frenar la venta de billetes, excepto los más caros. Lufthansa, la mayor línea aérea convencional de Europa ( Ryanair la supera), ha anunciado tomar la misma medida.

Este verano la industria del transporte aéreo ha vendido más asientos de los que realmente puede manejar

Ambas empresas han justificado la decisión por el incremento de la demanda debido a la retirada de las restricciones por Covid-19, combinado con las dificultades para encontrar personal. El resultado es que este verano la industria del transporte aéreo ha vendido más asientos de los que realmente puede manejar.

Las medidas tomadas por Lufthansa han resultado en que los billetes disponibles tuvieran un coste único de 500€, lo que ha encarecido los trayectos de ida y vuelta hasta los 1000€, incluso para los destinos más cercanos.

Aerolíneas low-cost como EasyJet, la segunda mayor tras Ryanair, están sufriendo problemas similares. Ésta misma ha tenido que cancelar ya el 13% de los vuelos totales que tenía previsto operar en verano.

Entre una demanda desbocada y unos costes que no paran de crecer, podría marcar este verano la crisis definitiva del low-cost en Europa.

El sector del transporte aéreo se encamina hacia un cambio de modelo similar al que ya está sufriendo la industria del automóvil, y que podría resumirse en una frase: vender menos pero más caro.

Se observa desde hace años cómo las marcas de coches cada vez fabrican menos vehículos pero incrementan su margen de beneficio por unidad vendida.

Las medidas tomadas este verano por compañías como Lufhansa, o las anunciadas por el consejero delegado de Ryanair apuntan en la misma dirección: vender menos billetes de avión pero a un precio superior a fin de asegurar que los números salgan a pesar del incremento costes causados, en buena parte, por la transición energética que la Unión Europea exige.

Entre una demanda desbocada y unos costes que no paran de crecer, este verano podría marcar la crisis definitiva del low cost en Europa Clic para tuitear

Creus que les mesures del govern Sánchez són eficaces per pal·liar l'impacte de la inflació?

Mira els resultats

Cargando ... Cargando ...
Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.