covid viruela del mono

Biden triunfa, la covid y la viruela del mono también

La cumbre de la OTAN ha sido un éxito para el gobierno y para Sánchez. Su organización ha sido elogiada y contribuye a la buena imagen de España, pero sin duda el gran triunfador es Biden que ha logrado todos sus objetivos, incluso que Turquía aceptara sobre la marcha la incorporación de Finlandia y Suecia a la que se oponía. Está claro que el precio pagado es caro

EEUU venderá finalmente los aviones de combate de última generación que había vetado al régimen de Ankara y sin esperar al fin de la cumbre de la OTAN, ha tramitado ya la petición de extradición a aquellos países nórdicos de 13 personas mayoritariamente vinculadas al movimiento independentista kurdo. Suecia ya se ha apresurado a señalar que las extradiciones son cosa de los jueces y todo ello es un hilo que hay que ver cómo acaba desarrollándose, pero en todo caso el éxito de entrada está ahí

Pero éste no era el objetivo fundamental de Biden, sino la implicación de Europa a través de la OTAN en la defensa militar del Pacífico, porque la preocupación de EE.UU. hoy es China, porque antes del 2050 se habrá convertido en una potencia hegemónica. Ucrania y Rusia es un tema secundario, una excusa para implicar a la OTAN en una posible acción militar lejana. No sería la primera, basta recordar el precedente de Afganistán, también de la mano de EEUU. Es un éxito también de Biden, si bien éste estaba muy anunciado de antes, la ampliación en Rota del número de barcos con dotaciones antimisiles de la defensa europea. Este hecho ha servido para mejorar las relaciones con EE.UU., pero, atención, porque al mismo tiempo convierte al sur de España en un objetivo prioritario de las armas nucleares rusas porque es allí donde radica la capacidad de llegar con los cohetes antimisiles de las fragatas de un posible ataque ruso.

Pero al final de la cumbre, cuando todo el mundo vuelve a casa, la realidad se hace evidente con fuerza. De hecho, ya lo hizo a lo largo de la misma, con los fallecidos en la valla de Melilla y la inflación al 10,2%.

Y ahora emergen con fuerza otras dos amenazas relacionadas con la salud pública: la expansión de la covid y la viruela del mono.

Una es la expansión de la covid que está resultando mucho más rápida de lo previsto y que puede llegar a afectar a la situación de los hospitales en pleno periodo vacacional del personal sanitario. El principal problema radica en las personas de mayor edad, a partir de los 75-80 años, que además, con un porcentaje importante, sufren ya otras patologías. La infección por covid desequilibra su estado de salud y hace necesario su ingreso hospitalario. Hay que tener presente que Catalunya presenta un riesgo de rebote de 599 a finales de junio y la RT, que valora la transmisión, es de 1,33, por lo que cada persona transmite la enfermedad por un factor multiplicador de aquella magnitud. Este indicador ha evolucionado a principios de junio cuando se situaba a 1,07, mientras que el riesgo de rebote en el mismo período era de 322. Ya se ve la velocidad de crecimiento. Todo ello considerando que los expertos sostienen que estos valores son mucho mayores porque ahora no existen ni controles masivos ni necesidad de declarar obligatoriamente los casos que se producen. Todo ello lleva a la petición por parte de la comisión de expertos de la Generalitat a empezar a vacunar con urgencia a toda la población mayor de 80 años.

Pero la ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirma que hasta el otoño no se procederá a iniciar la cuarta vacunación. Parece un grave error y una irresponsabilidad por parte de Sánchez, más cuando todas las medidas de prevención, salvo en el uso del transporte público, han desaparecido. No es gratuito que el conseller Argimon pida que las personas mayores recuperen la mascarilla en los espacios interiores. Estamos viviendo en una fase de expansión de la covid sin que haya ni las medidas, ni la conciencia de la gravedad del momento.

Y por si fuera poco, la viruela del mono se extiende también rápidamente a Catalunya. En este momento la cifra de afectados en nuestro país es de 380 y en pocos días se han detectado otros 230 casos. La mayoría afectan a hombres de entre 19 y 66 años que han iniciado los síntomas entre el 5 de mayo y el 23 de junio, y según el departamento de Sanidad el mecanismo de transmisión fundamental es el contacto estrecho generalmente ligado a las relaciones sexuales.

Lo que explica esta rápida difusión de una enfermedad exótica y de difícil transmisión es que su inicio y propagación están conectados a la colectividad homosexual. Los medios de comunicación, guiados por la causa de lo políticamente correcto, han difuminado esta realidad y han ocasionado un mal servicio a los miembros de la misma y al conjunto de la sociedad. Todo empezó con una fiesta gay en Canarias, seguida de otra celebración en una sauna de Madrid. Y a partir de ahí empezó la propagación que situó a España en el primer puesto mundial en número de afectaciones.

Posteriormente, las celebraciones del Orgullo han acentuado, como se está viendo, la difusión de esta enfermedad que es sobre todo horrorosa e incapacitante pero no letal, en el colectivo gay. Lo que ocurre es que cuanto más crezca el número de contactos, más fácil es que se vaya extendiendo al resto de la población, a pesar de la dificultad de la transmisión. Si no se detiene, y ahí existe un déficit de vacunación y que los afectados declaren que son portadores, el problema de fondo es que acabemos incorporando esta nueva enfermedad contagiosa como endémica.

Todo ello aún tensa más el sistema sanitario porque las personas que deben ser atendidas por sus características requieren un circuito distinto al resto de enfermos. Se prepara un pésimo verano para la sanidad pública. Y, por tanto, para todos los que tengamos la desdicha de necesitarla.

Y ahora emergen con fuerza otras dos amenazas relacionadas con la salud pública: la expansión de la covid y la viruela del mono Clic para tuitear

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.