Una mirada menos egocéntrica (Domingo Martínez)

Todos los hombres somos miembros de una única familia humana, aunque a muchos les pase desapercibido o no lo quieran reconocer, y de ahí emana el deber de cuidar unos de otros.

Por ello es necesario que la persona esté en el centro mismo de la política. Demasiado a menudo las visiones materialistas o utilitarias conducen a prácticas y estructuras motivadas por el interés propio. Se suele considerar a los demás un medio para conseguir un fin y esto conlleva una falta de solidaridad y de caridad, que a su vez da lugar a una verdadera injusticia.

El desarrollo humano, verdaderamente integral, sólo puede prosperar cuando todos los miembros de la familia están incluidos en la búsqueda del bien común y contribuyen a él.

Necesitamos una mirada menos egocéntrica, que sea más integral e integradora, y que sepa reconocer que en la búsqueda del auténtico progreso, pisar la dignidad de otra persona es, de hecho, disminuir el propio valor.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú