desigualtat

Cómo las pensiones han frenado la desigualdad

El Banco de España ha publicado un informe en el que se muestra cómo la desigualdad está azotando el país. Si bien desde el estallido de la crisis económica la desigualdad patrimonial se ha disparado en España, el estudio pone en relieve la importancia de las pensiones como agente amortiguante de la crisis. “El hecho de que la pensión media tuviera a lo largo de la crisis una evolución notablemente más positiva que las rentas derivadas del empleo generó una reducción de la desigualdad de la renta total de los hogares”, señala en un informe sobre la desigualdad en España.

Según los últimos datos publicados por Eurostat, tanto el total de la población como las personas con trabajo vieron un fuerte incremento del riesgo de pobreza (una renta disponible por debajo del 60% de la mediana) entre 2007 y los peores años de la crisis. Sin embargo entre los pensionistas por jubilación este riesgo cayó en 10 puntos porcentuales hasta situarse por debajo de la media de la zona euro. En 2014, el riesgo de pobreza de toda la población superó el 20%, mientras que el de los jubilados cayó hasta el 9,5% gracias a la rigidez a la baja del poder adquisitivo de las pensiones.

Según el Banco de España las pensiones públicas han tenido un importante efecto contracíclico significativo, actuando como un ‘estabilizador automático’ para la desigualdad de la renta, logrando reducir la desigualdad en un 23,0%, 27,2% y 27,9%, durante los tres años analizados, 2007, 2012 y 2015. Las pensiones solas redujeron la desigualdad algo más del 23% en el año 2015, lo que deja ver la importancia de esta transferencia para reducir la desigualdad que generan las rentas de mercado. Las pensiones van a parar directamente a personas que no generan apenas ingresos (están inactivas) de mercado y que además muestran una tendencia al alza por el envejecimiento de la población. Lo normal sería que las pensiones vayan ganando fuerza como elemento distribuidor de la renta en el futuro. Las pensiones supusieron en 2015 representaron un 52% de toda la distribución o reducción de la desigualdad que ejercen estas políticas.

No obstante, tanto la desigualdad como su incremento fue mucho menor si se mide después de la acción de políticas redistributivas: transferencias directas del Estado (pensiones o prestaciones), impuestos (IRPF y patrimonio) o servicios públicos (Sanidad y Educación). Pasó del 0,2569 en 2007 al 0,2746 de 2015, según los cálculos de estudio Crisis económica y desigualdad de la renta en España, publicado por Funcas.

Por otro lado, otros instrumentos que han aminorado la desigualdad han sido las transferencias en especie realizadas a través del gasto público en educación y sanidad, las prestaciones por desempleo y los impuestos. Después de la intervención de las administraciones públicas, la desigualad se aminoró en un porcentaje del 43,7%. De esa reducción, el 52,5% correspondió a los jubilados

El papel trascendental de las pensiones en la economía contrasta con la pasividad del Gobierno para el sustento del actual sistema. En el mes de octubre el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, y el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, pidieron reformas profundas para tratar la problemática actual. Los dos coincidan en la urgencia de tomar medidas para ajustar las cuentas y sobre el efecto negativo de la demografía sobre la permanencia de las pensiones.

Print Friendly, PDF & Email

Entrades relacionades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú